Diego Rossi Abogados

Solicitar cita o presupuesto sin compromiso

banner

La herencia nuestro tío soltero y sin hijos

LA HERENCIA DE NUESTRO TÍO SOLTERO Y SIN HIJOS


realizar-consulta-herencias1

En muchas ocasiones nos hemos encontrado en nuestro despacho con clientes en cuya familia ha fallecido un tío/a sin descendencia y sin pareja. Muchas dudas surgen al respecto sobre cómo debe repartirse su herencia y cómo participaran en ella sus familiares.

Estas y otras muchas dudas sobre herencias tienen respuesta en Diego Rossi Abogados, despacho de abogados especializado en Herencias en El Puerto de Santa María. Trabajamos en notarías y juzgados de toda la Bahía de Cádiz (Cádiz, San Fernando, Chiclana, Puerto Real, El Puerto de Santa María, Rota, Sanlúcar de Barrameda y Jerez de la Frontera).


Entrando a analizar el supuesto que nos ocupa, varias son las situaciones que no podemos encontrar, las analizaremos por separado:

  • Sin testamento:

Nuestro querido tío ha fallecido sin pareja conocida y sin descendencia. Solicitamos el certificado de últimas voluntades y descubrimos que nunca otorgó testamento. ¿Quiénes podrán heredar?

En este caso deberemos acudir a la Ley para determinar qué parientes y en qué proporción tendrán derecho a Heredar.

Al no existir descendientes, que serían los primeros llamados para suceder, deberemos acudir a los progenitores, ya que son los parientes más cercanos en grado (1 grado; hijo-padres). De vivir tanto el padre como la madre, heredarán por mitad. Si solo sobreviviera uno de ellos, Heredaría la totalidad de la Herencia.

En el caso de que nuestro tío hubiera fallecido con posterioridad a sus progenitores, y teniendo o habiendo tenido hermanos, serán ellos los llamados a sucederle. Todos los hermanos del fallecido tendrán el mismo porcentaje de participación en la Herencia. Si alguno de sus hermanos hubiera fallecido con descendencia, sus hijos (sobrinos del fallecido) heredarán por estirpe. Estoy quiere decir que los sobrinos se repartirán en partes iguales aquella parte que le hubiera correspondido a su padre (hermano del difunto).

Resumiendo, en caso de no haberse otorgado testamento, el orden de llamamiento es:

Primero descendientes, segundo ascendientes, tercero hermanos, cuarto sobrinos.

  • Con testamento:

En la sucesión testamentaria nos encontramos con que la Ley distingue dos partes del patrimonio hereditario, la legítima y la libre disposición.

En el caso de que nuestro tío hubiera otorgado testamento, éste debe respetar la legítima para los herederos forzosos. La legítima por Ley está reservada a los descendientes, en defecto de ellos a los ascendientes, y para el caso de que tampoco los hubiere, al viudo.

En nuestro supuesto partimos de que no tenía pareja ni descendencia, por lo que los únicos herederos forzosos que podría haber son los padres del fallecido. Si los padres vivieran al tiempo de fallecer, serán ellos a quienes la Ley reserva la mitad de la herencia.

¿Qué ocurre con la parte restante? Nuestro tío soltero y sin hijos, al otorgar testamento, pudo designar esa otra parte para la persona que él hubiera elegido, sin otra limitación que la expuesta.

En el caso de que los padres de nuestro tío soltero y sin descendencia también hubieran fallecido, nuestro tío soltero y sin descendencia podrá disponer libremente de todo su patrimonio en el testamento, designando como herederos voluntarios a quienes él elija.

Los asuntos hereditarios, tanto otorgar testamento como repartir la herencia, son complicados y requieren de ciertos conocimientos para dar un servicio de calidad al cliente. Desde Diego Rossi Abogados recomendamos que, en algo tan importante como es la herencia de un familiar o el testamento propio, se pongan en manos de profesionales.

Diego Rossi Abogados le asesorará y resolverá todas sus dudas sobre Herencias. Le esperamos en El Puerto de Santa María (Cádiz).

 

blog-siganos-en-facebook